Global: Cada diez segundos, alguien muere a causa de procedimientos poco estrictos en el lugar de trabajo